fbpx

Descubre los Mejores Trucos para Lograr Composiciones Espectaculares con la Vía Láctea

Vista previa gratuita

foto por Pedro Mtz – Arte Nocturno

Fotografiar la Vía Láctea es fascinante, y sin duda las tomas que consigamos seguro que son impresionantes. Pero como en cualquier otra temática fotográfica, si queremos ir un paso más allá no solo basta con que tu sujeto u objeto protagonista sea bello.

Una buena composición marcará la diferencia entre una buena foto, y una foto espectacular. Los ingredientes ya los tenemos, así que ahora veámos qué trucos podemos seguir para mejorar nuestras composiciones y lograr que nuestras fotografías de la Vía Láctea sean de otra galaxia (guiño guiño).

Aunque cuando hablamos de fotografía nocturna la técnica sin duda tiene un papel fundamental, no debemos olvidar que uno de los elementos más importantes que ayudará a que nuestra fotografía destaque sobre las demás será una buena composición.

La Vía Láctea es preciosa, lo sé. Y seguro que cuando salgas a capturarla por primera vez estarás tan pendiente de que llene tu encuadre que te olvidarás de otras cuestiones. Es totalmente normal, tranquilo. Como te decía, conseguir plasmar en una toma hecha por nosotros mismos una estampa tan impresionante nos suele dejar sin palabras.

Pero a medida que vayas haciendo tus primeras salidas nocturnas y tus primeras capturas de la Vía Láctea, intenta recordar la importancia que tiene una buena composición. En la medida de lo posible, intenta no salir, configurar tu cámara y disparar sin más. Busca transmitir algo con tu toma, estudia la localización y los elementos que te rodean para que cuando compongas tu imagen, todo lo que aparezca en el encuadre tenga una razón de ser o ayude a dirigir la mirada hacia lo que realmente importa: la Vía Láctea.

La Importancia de una Buena Planificación

foto por Casey Horner

En otros de nuestros artículos ya te comentábamos la importancia que tiene una buena planificación a la hora de de hacer nuestras fotos de la Vía Láctea. Y es que conocer aspectos como los que vamos a recordar a continuación nos ayudarán mucho a saber cuál es la mejor forma de componer nuestra toma.

Lo Primero: Explora el Lugar de Día

Una de las mejores cosas que puedes hacer es visitar y explorar el lugar en el que vas a realizar la captura de día. Con luz podrás ver mejor qué es lo que te ofrece el lugar, y qué recursos puedes usar para conseguir un encuadre de lujo.

De noche nuestra vista estará mucho más limitada, y puede que por ejemplo estemos al lado de un árbol que podría darle mucho dramatismo a nuestra toma y no nos demos ni siquiera cuenta.

Conoce el Momento y Lugar por el que aparecerá la Vía

Ayúdate con las aplicaciones que hay disponibles y que te pueden orientar respecto a este tema. ¿No querrás acudir al lugar que tenías pensado y descubrir que en esa época del año ahí no va a aparecer la Vía tal y como te la habías imaginado, verdad?

Como te decía antes, es muy importante dedicar tiempo a planificar la toma y hacer hincapié en estudiar en qué momento y por dónde podremos ver la Vía Láctea en el lugar o ubicación al que vayamos a realizar la sesión. De este modo, podrás visualizar la foto que quieres antes incluso de hacerla.

Recomendaciones sobre Composición Fotográfica

Una vez visto y estudiado el lugar, llega el momento de coger nuestra cámara y escoger un buen encuadre. Hay muchas reglas de composición que puedes seguir y que te pueden ayudar a la hora de determinar qué elementos saldrán en la imagen y cuál es la mejor disposición para que le den más fuerza a la fotografía.

Sigue la Regla de los Tercios

Seguro que has oído hablar mil veces de esta famosa regla, que no es más que una simplificación de la proporción áurea. Con ella lo que se pretende es distribuir los elementos que aparecen dentro del encuadre de tal forma que generen una mayor atracción respecto al centro de interés. ¿Y cómo debe ser esa distribución? Pues fíjate en la siguiente imagen:

foto por David Monje

Se trata de trazar cuatro líneas imaginarias con las que dividiremos nuestra composición: dos verticales y dos horizontales. Justo en los cuatro puntos de intersección que se generan es donde esta regla nos recomienda situar los elementos protagonistas, a fin de ganar una mayor profundidad en la imagen y también más equilibrio.

O Sáltatela

Aunque tengo que decirte que en fotografía no debes entender nunca las reglas como algo inamovible. A veces lo mejor que puedes hacer es saltártelas aunque parezca un poco contradictorio, porque situar a tu elemento protagonista justo en el centro de la imagen también puede darte una composición espectacular.

Líneas Principales

Las líneas son un elemento básico en composición fotográfica, que nos ayudarán a dirigir nuestra mirada hacia el punto de la fotografía que nosotros como fotógrafos queremos que sea el protagonista. En este caso, por supuesto, nuestra protagonista será la Vía Láctea.

Así pues, puedes utilizar por ejemplo las líneas que dibuja una carretera e incluso su punto de fuga para que apunte directamente a la gran Vía Láctea. Así quién observe la fotografía inevitablemente recorrerá con su mirada esa carretera que lleva a nuestra protagonista.

Usa la Lente Adecuada

El resultado de tu fotografía puede cambiar mucho dependiendo de la lente que utilices. Por ejemplo, si utilizas un objetivo gran angular para capturar la Vía Láctea será porque además de la Vía quieres incluir en tu composición un paisaje o el entorno en el que te encuentras. Estas focales te permitirán trabajar con elementos en primer término, que es otro de los recursos que veremos a continuación y que nos ayudarán a dotarle de un interés especial a nuestra fotografía.

Si por el contrario solamente quieres sacar la Vía en tu captura para que sea ella la que reciba todo el protagonismo, entonces es mejor que optes por focales más largas y fijas como un 35mm o un 50mm, ya que gracias a su mayor luminosidad te permitirán sacarle un mayor potencial.

Y por último, si lo que quieres es adentrarte todavía más en la Vía y capturar mejor sus detalles, entonces una focal fija como un 85mm puede ser tu mejor opción. Eso sí, recuerda que cuanto mayor sea la focal con la que trabajes menor será el tiempo de exposición que podrás emplear, al no ser que cuentes con un Star Tracker.

Elementos en Primer Plano

foto por Pedro Mtz – Arte Nocturno

Conforme vayas adquiriendo experiencia y tengas a tus espaldas ya varias sesiones de este tipo, te darás cuenta de que a veces disparar simplemente a la Vía Láctea no es suficiente. Si hay algo que le da profundidad a nuestras imágenes y un mayor atractivo es colocar elementos en primer plano. Este es un recurso muy utilizado con resultados muy efectivos, y en fotografía nocturna se utiliza mucho. Imagínate, una roca, un campo de flores o un árbol en primer término, y en el fondo la imponente Vía Láctea.

Eso sí, para poder hacer este tipo de composiciones es esencial que aprendas a enfocar con la distancia hiperfocal, tal y como te explicamos en este otro artículo, ya que de ese modo podrás tener nítidos en tu captura ese elemento y la Vía Láctea al mismo tiempo.

Otras Ideas para Conseguir Composiciones Atractivas

No solo hay directrices o reglas de composición que pueden ayudarnos a la hora de componer nuestra imagen de la Vía Láctea. Hay técnicas, como las que vamos a ver a continuación, que podemos combinar con la fotografía nocturna y que también nos brindarán resultados estupendos.

Panorámica del Arco Completo de la Vía

foto por EvgeniT

Hay ocasiones que ni con un gran angular lograremos captar al completo la grandiosidad de la Vía Láctea. Para esas situaciones en las que quieres reflejar en tu captura el arco que forma (y teniendo en cuenta que ver el arco dependerá mucho de la zona y el momento en el que vayamos a fotografiarla), lo mejor es crear una panorámica.

Y ahora te preguntarás… ¿es que se pueden crear panorámicas nocturnas? ¡Por supuesto que sí! Al igual que cuando hacemos una panorámica diurna realizamos varias tomas sobre trípode y con ajustes manuales para a continuación juntarlas en edición, en fotografía nocturna la haremos del mismo modo. Y es así cómo podremos conseguir una fotografía en la que se dibuje todo el arco de la Vía Láctea.

Lightpainting y Vía Láctea

El lightpainting es una técnica cada vez más conocida, y como su nombre indica consiste básicamente en pintar con luz. Como por la noche ya sabes que la luz que tendremos es escasa, utilizaremos diferentes fuentes de luz (desde linternas, frontales, antorchas de luz, hilo luminoso y otros muchos más accesorios) para utilizarlos de forma consciente y complementar nuestra imagen de la Vía Láctea iluminando determinadas zonas de nuestra imagen o incluso creando formas y dibujos con luz.

Pero no solo se puede conseguir con linternas esta técnica. Por ponerte un ejemplo, si nos encontramos ante un precioso paso de montaña desde el que vemos una carretera serpenteante, si pasa un coche con sus faros encendidos, al estar trabajando con tiempos de exposición largos, estaremos registrando en la imagen la traza de esas luces, y eso provocará que en la fotografía el paso del coche se quede reflejado con líneas de luz.

Por otro lado, si vas a fotografiar una escena en la que algunos de los elementos aparecen demasiados oscuros, puedes utilizar cualquier linterna para iluminarlos de forma estratégica y que así no sean solo una silueta en tu toma.

Autorretrato

fotos por Kyle Goetsch y Evgeni Tcherkass

¿A quién no le gustaría tener un autorretrato con la majestuosa Vía Láctea de fondo? Nosotros también podemos coprotagonizar una toma con ella, y lo podemos hacer de diversas maneras, aunque una de las más interesantes sin duda es aprovechar nuestra silueta y contrastarla con el precioso espectáculo nocturno.

También se puede arrojar un poco de luz sobre la persona que salga (tú u otro modelo), o que esta coja una linterna y dirija su haz hacia la Vía. La creatividad es infinita.

Montaje Compositivo

Y cuando la cosa se pone difícil a la hora de encontrar la foto perfecta, tenemos otra opción, y esta es el montaje fotográfico.

Básicamente este técnica consiste en utilizar una foto en la que solo aparezca la Vía Láctea para utilizar como foto de fondo, y una de un paisaje o entorno que queremos que aparezca como primer plano. Pueden ser unas rocas, un árbol, un refugio, unos camellos… como la foto que encabeza este artículo. 

Lo mejor es que no tienen por qué estar hechas ni en el mismo momento ni el mismo lugar. Gracias a programas como Photoshop podremos unir y fusionar ambas fotografías en edición y conseguir un resultado espectacular.

Volver a: Milky Way – Intro > Intro Foto Vía Láctea
Abrir chat
1
¡Hola! Soy Pedro, ¿tienes alguna duda? te ayudo encantado