fbpx

foto por Akash Porthel

Ya te hemos hablado de cómo configurar el equipo y de cuáles son las mejores recomendaciones en cuanto a planificación para conseguir espectaculares fotografías de la Vía Láctea.

Ahora vamos a ir un paso más allá, porque a todo buen fotógrafo le encanta adquirir accesorios que mejoren el resultado de sus imágenes, así que en esta ocasión haremos un repaso de cuáles son aquellos que pueden sernos de gran utilidad en nuestras capturas nocturnas. Además en la mayoría te dejaremos el enlace de compra para que si te enamoras de ellos puedas adquirirlos de manera rápida y sencilla. Además esto nos ayuda a seguir creando contenido gratuito ¡Vamos allá!

1. Frontal

Este no es un accesorio estrictamente fotográfico, pero sí que resulta extremadamente útil. Piensa que cuando vayas a hacer fotografía nocturna vas a estar en entornos muy oscuros. Vas a necesitar manipular el material, montar el trípode, ajustar el enfoque… y todo ello te será más fácil si tienes un poco de luz y sobre todo si tienes las manos libres. 

Un frontal se convierte por tanto en una herramienta esencial para cualquier fotógrafo nocturno, ya que te permitirá hacer ambas cosas. Además, es sumamente interesante que optes por frontales led que cuenten con la opción de luz roja. ¿Por qué? Pues porque cuando trabajamos en entornos oscuros nuestros ojos se adaptarán mejor a la escasa luz que hay en el ambiente si partimos de esa luz roja que no si lo hacemos con el intenso destello blanco de una linterna. 

A este respecto, para tratar de suavizar un poco la que es la parte más brillante de la cámara (la pantalla), también puede resultarte interesante colocar un gel o celofán rojo sobre ella. De esa forma tu visión nocturna no se destruirá cada vez que visualices una fotografía

2. Linternas

    foto por Silvia Illescas

    Además del frontal también resulta interesante llevar alguna linterna convencional con nosotros. Ya no tanto para iluminarnos durante el recorrido hasta el lugar en el que vamos a realizar la sesión, que también, sino porque además podemos utilizarlas para iluminar nuestra escena

    ¿Alguna vez has visto fotos nocturnas en las que aparece un destello de luz acompañando o cruzando la Vía Láctea? Pues es tan simple como encender la linterna y colocarla estratégicamente en el encuadre para que su haz forme parte de la composición. 

    Y bueno, por supuesto una linterna también te servirá para poner en práctica la conocida técnica del lightpainting, y darle un poco de luz e incluso color a ciertas zonas de tu fotografía. 

    Si buscas una linterna con la suficiente potencia y luz neutra te recomiendo esta: 

    Si lo que te interesa es una linterna que no solo proyecte luz neutral sino también de colores entonces échale un vistazo a estos enlaces.

    3. Trípode

    Llegados a este punto ya sabemos que sin un punto de apoyo sobre el que colocar nuestra cámara resulta imposible realizar fotografías nocturnas. Vamos a realizar tomas en entornos muy oscuros, y trabajar con velocidades de obturación lentas será un requisito indispensable. Es por ello que un buen trípode resultará esencial para poder hacer tus capturas. 

    Hay muchos tipos de trípodes enfocados para distintas disciplinas fotográficas. Para nuestras tomas nocturnas desde luego será esencial que trabajemos con un trípode lo más robusto posible, que nos de la seguridad de que nuestras capturas saldrán perfectamente nítidas porque la cámara no se ha movido en absoluto. Y también porque es muy probable que estando a oscuras tropieces con él en más de una ocasión, y lo último que quieres es que tu cámara se vaya al suelo. 

    Además préstale también mucha atención a la rótula. En este caso nos interesa que esta sea esférica para que podamos disparar desde el ángulo que más nos interesa. 

    foto por Gabe Hobbs

    4. Disparador remoto o Intervalómetro

    Cuando realizamos fotografía nocturna si hay un accesorio extremadamente útil además del trípode, es un disparador remoto o intervalómetro. Recuerda que es esencial que evites las trepidaciones a la hora de disparar la toma, y si pulsas el botón del obturador puedes estar transmitiendo ciertas vibraciones a la cámara que te impidan lograr una toma perfectamente nítida. 

    Por supuesto puedes optar por usar el temporizador de la cámara, pero te ahorrarás esperas innecesarias y trabajarás de manera más cómoda si lo haces con un disparador remoto o intervalómetro

    Recuerda que deberás mirar qué modelo es funcional con tu cámara, ya que no todas tienen el mismo tipo de conexión con este accesorio. 

    5. Calentador de objetivos

    La humedad es uno de los mayores enemigos de nuestro equipo fotográfico, y en especial de nuestras lentes. Piensa que cuando fotografiamos por la noche las temperaturas suelen bajar, el aire se enfría y la humedad que hay se condensa en forma de rocío en diferentes superficies, incluido nuestro equipo. 

    Es muy recomendable que evites que esto suceda, ya que la humedad no solo puede arruinar tus fotos sino también suponer un peligro para tu equipo.

    Con este fin salieron al mercado los calentadores de objetivo. ¿No has oído hablar de ellos nunca? Pues te explico, estos calentadores están alimentados por USB, y lo que hacen es envolver nuestra lente para mantenerla caliente y que la humedad no suponga un problema.

    ¿Mantener caliente el equipo? ¿Estamos locos? ¿Eso no es peligroso? Tranquilo porque no pasa nada. Este invento está diseñado a propósito para cumplir su función pero sin sobrecalentar nuestra cámara. Eso sí, necesitarás también una batería externa para poder alimentar ese calentador. 

    6. Funda de lluvia

    No es estrictamente necesario, pero como hemos dicho la humedad estará presente en muchas de las noches que salgas a realizar fotografías nocturnas, y además del calentador de lentes también puedes usar una funda de lluvia para proteger más tu cámara de la humedad y el rocío.

    Estas fundas son un poco incómodas de colocar, pero sí que nos ayudarán a proteger nuestro equipo. Lo bueno es que hay de varios tipos, y las más avanzadas te permiten acceder a la cámara y a la lente a través de sus aberturas. 

    7. Silla de camping

    La fotografía nocturna es fotografía de larga exposición como bien sabes, eso implica que para lograr una toma estaremos más de 1 segundo, y que seguramente realizaremos varias pruebas hasta dejar configurada perfectamente nuestra cámara.

    Es por ello que no es mala idea llevar como parte de nuestro equipo una silla plegable que no pese demasiado, ya que no solo te servirá para dejar cosas encima de ella, sino también para descansar de vez en cuando en lo que seguro que será una sesión larga de fotos.

    8. Batería de repuesto

    Muy importante también es llevar baterías de repuesto. Cuanto más tiempo dejamos trabajando a nuestra cámara, más batería consumirá.

    Al fotografiar la Vía Láctea es probable que hagamos tomas de entre 20 y 30 segundos cada una, y seguro que no haremos solamente una o dos fotografías. Eso implica que gastaremos bastante batería, por lo que si quieres evitar llevarte un susto lo mejor que puedes hacer es llevar siempre contigo una o dos baterías de repuesto para tus sesiones nocturnas. Y por supuesto… ¡acuérdate de llevarlas cargadas!

    9. Tarjetas de repuesto

    foto por Tom Pumford

    Aunque es poco probable que llenemos una tarjeta de memoria entera en una sesión nocturna, si no solemos vaciar y formatear nuestras tarjetas tras cada sesión, puede que se llenen del todo y te quedes sin espacio de almacenamiento suficiente para seguir disfrutando de la sesión. Por esta razón, no está nunca de más llevar una tarjeta extra en nuestra mochila. 

    10. Cinta aislante negra

    Esto que puede parecer que no tiene nada que ver con la fotografía puede sernos de gran utilidad, ya que nos servirá para tapar las luces que emite la cámara al disparar la toma y que pueden afectar a la exposición de la captura, sobretodo si estamos acompañados de otros fotógrafos.

    Las luces a las que me refiero son o bien la luz de asistencia o la luz que emite la cámara cuando guarda y graba las fotografías. 

    Para evitar que esto ocurra, es tan sencillo como cortar un trozo de cinta aislante negra y cubrir con ella ambas luces. 

    11. Filtro contra la contaminación lumínica

    La contaminación lumínica es uno de los grandes inconvenientes a la hora de lograr fotografías del cielo nocturno claras. Esa contaminaicón nos impedirá ver las estrellas en todo su esplendor, e incluso aunque nos alejemos de las luces de las ciudades, a veces veremos en nuestras tomas horizontes naranjas o amarillos que están provocados por esa contaminación. 

    Afortunadamente, existen accesorios para todo, y en este caso un filtro contra la contaminación lumínica puede ayudarte a reducir su efecto y a que tus fotografías nocturnas sean más espectaculares.

    12. Mochila

    Cuando realizamos una sesión de fotos, ya sea nocturna o de cualquier otro tipo, debemos trasladar nuestro equipo con nosotros de forma segura, por eso adquirir una buena mochila es muy importante. Una mochila además que esté lo suficientemente acolchada porque es muy probable que la dejemos en el suelo y no queremos que sea tan delgada que nuestro equipo corra peligro. 

    Por otro lado hay muchas de ellas que además están fabricadas con material repelente al agua, e incluso traen algún complemento impermeable para protegerlas frente a la humedad y el rocío, de manera que podamos mantener nuestro equipo a salvo mientras no lo usemos. Porque es muy probable que cuando hagas fotos a la Vía Láctea lleves más de un objetivo y algún accesorio extra, y los que se queden dentro de tu mochila tienen que estar bien protegidos.

    K&F Concept

    ESDDI

    Azurit

      13. Star tracker o Montura ecuatorial

      Fotografía nocturna es sinónimo de fotografía de larga exposición decíamos, pero… ¿vale cualquier tiempo de exposición? Evidentemente no. Cuanto mayor sea ese tiempo más luz dejaremos entrar a la cámara, pero hay que tener presente que la Tierra está en continuo movimiento, por lo que si nos pasamos no conseguiremos sacar en nuestras imágenes las estrellas como puntos sino como trazas. 

      ¿Nos tenemos entonces que limitar a tiempos concretos? No exactamente, porque hay un accesorio muy interesante que nos permitirá ampliar bastante esos tiempos: el star tracker o montura ecuatorial. Este accesorio  básicamente lo que hace es rastrear las estrellas girando a la misma velocidad que la Tierra pero en dirección opuesta, evitando así que las estrellas dejen trazas. 

      Algunas opciones interesantes de este accesorio las podemos encontrar en Telescopimania, o bien en la marca MSM ROTATOR, que es el que uso de manera habitual, me parece super ligero y fácil de usar :

      ¿Quieres 50€ de descuento en el MSM ROTATOR

      En el siguiente curso online incluyo el cupón descuento, además de videotutoriales de puesta en estación para hacer que sea lo más preciso posible y puedas exprimir al máximo estos aparatos. Y bueno, también vemos el procesado paso a paso.

      Dentro de este curso también incluyo un 5% de descuento en todos los productos de Telescopiomania.com, lo puedes usar tantas veces como quieras.

      Si vas a invertir en equipo, este curso te sale prácticamente ¡¡¡gratis!!!

       

      Star Tracker - Post Processing

       79 159€ 

      Captura, revela y procesa tu vía láctea más impactante, todos mis secretos al descubierto en este curso solo para fotógrafos experimentados.

      Idiomas: ES ENsub

      Y hasta aquí llega la lista de accesorios recomendados para fotografía nocturna en general, y también para fotografías de la Vía Láctea. ¿Echas alguno en falta? Escríbeme por Instagram: @artenocturno

      Comparte este artículo:

      Abrir chat
      1
      ¡Hola! Soy Pedro, ¿tienes alguna duda? te ayudo encantado