fbpx

foto por Pedro Mtz – Arte Nocturno

Procesado por @juandiegoqu.ph Durante el #RetoArteNocturno

Uno de los auténticos retos de fotografiar el cielo nocturno es sin duda sacarlo enfocado. ¿Cómo podemos obtener una captura de la Vía Láctea en la que esta aparezca perfectamente nítida? Sigue leyendo, porque a continuación te explico cómo. 

La Difícil Tarea de Enfocar Durante la Noche

¿Has intentado realizar una fotografía de noche con la poca luz que hay? ¿Has oído cómo tu objetivo trabajaba para intentar enfocar algo en esa escena pero es incapaz de hacerlo en la gran mayoría de los casos? Enfocar nuestros motivos en condiciones de luz escasa no es una tarea sencilla. 

La fotografía es luz, y precisamente es luz lo que necesitan nuestras cámaras para poder trabajar bien con los automatismos que tienen. Pero cuando nos falta esa luz, somos nosotros los que debemos “ver” y “pensar” por la cámara, por eso es importante trabajar con los ajustes manuales de nuestro equipo.

Olvídate de los Automatismos

Como te decía antes, los automatismos no te funcionarán bien cuando trabajes en condiciones lumínicas escasas, ni en cuanto a la exposición, ni en cuanto al enfoque. Es por eso, que aunque nos dé cierto miedo y respeto trabajar con el modo manual, debes huir del modo automático de tu cámara cuando fotografíes la Vía Láctea o el cielo nocturno en general. 

Pero ojo, no lo veas como algo negativo, sino como la oportunidad o excusa que necesitabas para aprender a conocer a fondo tu cámara y tener todo el dominio sobre ella. 

Enfoque Manual: La Mejor Opción

foto por Pedro Mtz – Arte Nocturno

Dicho lo anterior, nos queda claro que debemos optar por trabajar con el modo manual de la cámara. Respecto a los ajustes más recomendados te hablábamos en profundidad en este otro artículo. 

Ahora pasamos a centrarnos concretamente en el modo de enfoque manual, porque sí, todos tenemos claro que debemos cambiar la opción de enfoque automático a enfoque manual, ya sea en la propia cámara o en la lente. Pero una vez hecho… ¿cómo enfocamos? Vamos a ver los 3 modos más comunes.

Enfoque Manual a Infinito

Este modo puede ser una de las opciones más rápidas, aunque también es cierto que no será ni la más precisa ni la que nos otorgue una mayor nitidez.

Si tu objetivo tiene una marca de infinito, mueve el anillo de enfoque hasta que coincida con este símbolo. Normalmente harán coincidir la línea que se marca en la escala de distancias, y la que está dibujada en nuestra lente, tal y como aparece en la foto de ejemplo.

 Esa escala que aparece nos indica a qué distancia se encuentra el elemento que estamos enfocando, y este método es probablemente el modo más sencillo de obtener una toma enfocada durante la noche. No obstante, recuerda que no es la mejor opción de todas porque las lentes no tienen una precisión perfecta en este sentido. 

¿Y si mi Objetivo No Tiene la Marca de Infinito?

Además, otro apunte importante es que no todos los objetivos tienen la escala y la marca de infinito dibujadas, sobre todo ocurre en aquellos que son más económicos. Si es tu caso, puedes intentar llevar el anillo de enfoque hasta que haga tope, y entonces retroceder unos 2 mm aproximadamente, que es donde se encontraría la marca de infinito. Aunque tendría más sentido que esta estuviera en el momento en el que el anillo de enfoque hace tope, ese pequeño retroceso se hace para corregir posibles desviaciones por cuestiones de temperatura. 

Pero insistimos, este no es el mejor método. Pasemos a conocer el siguiente.

Enfoque Manual – Live View + Focus Peaking

foto por Photos_kast

La segunda opción resulta más interesante. Para ponerla en práctica, para empezar deberás activar el modo live view de tu cámara para que puedas ver la imagen a través de la pantalla LCD. Está claro que estamos trabajando en entornos muy oscuros, pero seguro que en el cielo hay alguna estrella más brillante que las demás. 

La idea es que hagas zoom digital justo sobre ese punto más luminoso, de forma que ampliemos electrónicamente la escena y podamos ver mejor esa estrella. ¿Con qué motivo? Pues básicamente con el de poder enfocarla. Al verla amplificada, aunque no lo hagamos con una calidad excelente, podremos mover el anillo de enfoque hasta lograr verla lo más nítida posible. 

El Ajuste de Resalte o Focus Peaking

A este respecto, aunque algunas cámaras réflex ya lo incorporan, si tu cámara es una mirrorless o sin espejo aún contarás con una ayuda extra, y es el ajuste de resalte, o también conocido popularmente en inglés como focus peaking

Esta opción no es otra cosa que un asistente para el enfoque manual, que se encargará de resaltar la zona enfocada de la imagen en la pantalla LCD a través de una representación gráfica de un color. Los más comunes suelen ser el rojo, verde, azul o blanco. Por supuesto, en este caso no nos interesa que sea blanco, ya que el resalte se confundirá con la propia estrella. La opción más recomendada quizá sea el rojo, que será el color que más destaque.. 

Pues bien, una vez activada esta opción, podemos seguir los pasos que decíamos antes de hacer zoom digital sobre la imagen gracias al icono de la lupa de nuestra cámara, y a continuación deberemos mover el anillo de enfoque hacia un lado o a otro hasta lograr ver la estrella nítida. Es aconsejable que la estrella que estés enfocando se encuentre bastante centrada en tu encuadre, al menos para que puedas ajustar el enfoque. 

Trucos Extra

El tamaño será uno de los factores determinantes que te ayudará a saber si tu estrella está enfocada o no. Cuando veas la estrella muy grande, significará que esta está desenfocada, mientras que si la estrella aparece pequeña, esta estará enfocada. 

Y además, como truco extra, ahora te voy a contar un pequeño secretito para que puedas orientarte mejor. Las aberraciones cromáticas de nuestras lentes, que obviamente son algo negativo que siempre intentaremos evitar, pueden servirnos para identificar si estamos enfocando más allá de donde se encuentra la estrella, o antes de llegar a esta:

  • Si tu estrella tiene halos o bordes verdes, significa que hemos enfocado demasiado cerca. 
  • Si tu estrella tiene halos o bordes magentas, eso significa que hemos enfocado demasiado lejos.

Esto puede servirte para girar el anillo de enfoque a un lado u otro y lograr así un enfoque perfecto. Con esta información ya sabemos que si nuestra estrella está bien enfocada aparecerá nítida, tendrá un tamaño más pequeño y aparecerá casi blanca.

Por otro lado, si tu estrella no sale completamente blanca, es preferible que se vea el halo magenta que el verde, ya que el tono magenta quedará más natural alrededor de la estrella que el verde, y se camuflará más en la escena que estamos fotografiando.

Enfoque Manual – Distancia Hiperfocal

foto por TheDigitalArtist

Y por último, tenemos el tercer método para enfocar la Vía Láctea. El tercero y el más efectivo de todos, que se trata de enfocar a la distancia hiperfocal. Con él logramos maximizar la profundidad de campo de nuestra foto, algo que es sumamente importante en fotografía nocturna dado que solemos trabajar con aperturas de diafragmas muy amplias para que el sensor registre la mayor cantidad de luz posible, pero como ya sabemos ello implica que la profundidad de campo se reduce. 

Este método no solo nos permitirá tener nuestras fotos de la Vía Láctea bien enfocadas, sino que tendremos la ventaja de poder olvidarnos de reenfocar en cada toma teniendo la tranquilidad de que nuestras estrellas aparecerán nítidas. 

¿Qué Es la Distancia Hiperfocal?

Pues bien, la hiperfocal es la distancia que hay entre una óptica y el punto más cercano que puede enfocar ese objetivo, quedando al mismo tiempo el infinito enfocado (que serían las estrellas en nuestro caso). 

Dicho de otro modo, se trata de la distancia mínima a la cuál deberemos enfocar para conseguir la máxima profundidad de campo, que se extenderá desde la mitad de esta distancia hasta el fondo de nuestra fotografía. De esa manera lograremos obtener la mayor profundidad de campo que tiene una cámara en conjunto con un objetivo. 

Calculando la Distancia Hiperfocal

Para calcular la hiperfocal existe una fórmula matemática compleja, pero como queremos que esto sea un proceso sencillo, lo mejor es que utilices aplicaciones que harán el cálculo por ti. Hablo de aplicaciones como Hyperfocal Pro En ella deberás especificar los siguientes datos:

  • El modelo de cámara que utilizas
  • La distancia focal con la que vas a trabajar
  • El número f (o apertura de diafragma) que usarás 

Puedes ver un tutorial en destacados de Instagram: @artenocturno

Con esta información la aplicación nos indicará a qué distancia tenemos que enfocar un elemento para poder trabajar con la hiperfocal. En este punto tienes varias opciones.

La primera de ellas es mover el anillo de enfoque hasta que en la escala de distancias de nuestro objetivo aparezcan los metros indicados. 

Hiperfocal desde Casa

Como no todas las lentes poseen esta escala como decíamos antes, la segunda opción será la de enfocar a la hiperfocal antes de salir de casa. Por supuesto deberás saber de antemano con qué lente vas a trabajar y a que distancia focal, pero no es que esto sea algo difícil de adivinar, ¿verdad?

La principal ventaja de hacerlo en casa es que tendremos luz, y que además podemos ayudarnos de un metro para enfocar un elemento que esté exactamente a los metros que nos indica la hiperfocal. Para ello es importante que el metro empiece a contar desde la marca que tiene la cámara que nos indica dónde está situado el sensor.

Desde esa marca, estiraremos el metro hasta la distancia que nos haya indicado la aplicación, y colocaremos algo para poder enfocarlo. Y ya está, no tiene más misterio. Tenemos listo nuestro enfoque para realizar nuestra sesión a la Vía Láctea. 

Hiperfocal en el Lugar de la Foto

Si ya te ha pillado en la misma ubicación en la que realizarás la foto (y no tienes un metro a mano), lo ideal será que calcules la hiperfocal a ojo.

A ojo, o más bien a pasos… Aproximadamente, un paso largo es un metro. Sabiendo esto, da los pasos que te indique la hiperfocal de manera aproximada, y a continuación alumbra con una linterna algo en ese punto para que puedas enfocarlo y así dejar listo tu enfoque. 

Como detalle, si no solo vas a fotografiar el infinito, sino que en tu composición piensas incluir un elemento en primer término  (como una roca o un árbol), asegúrate de que estos se encuentran más o menos a la distancia que te ha marcado la hiperfocal. De ese modo, sabrás que tanto dichos elementos como las estrellas del cielo nocturno salen nítidos. 

Consejos Extra para no Perder el Foco en una Sesión Nocturna

foto por Pexels

Ahora ya sabemos cuáles son los tres métodos que tenemos para enfocar el oscuro cielo nocturno, pero lo que no sabes es que habrá muchas veces que después de haber conseguido el enfoque perfecto, uno puede mover el anillo de enfoque sin querer y se va todo el trabajo al traste. 

Bloquea el Objetivo con Cinta de Carrocero

Para evitar esto, puedes utilizar un truco sencillísimo, y es colocar cinta de carrocero en el anillo de enfoque para bloquearlo. Cinta de carrocero, o cualquier otro tipo de cinta que te permita bloquearlo pero que no deje residuos para que luego cuando la retires tu lente esté intacta. Un truco fácil y efectivo.

Sube la Sensibilidad ISO para Enfocar

También te aconsejo que en el momento en el que estés realizando las pruebas de enfoque subas la ISO bastante. Olvídate del ruido, son tomas de prueba para corroborar que nuestra Vía Láctea sale nítida, y para ello aumentar la sensibilidad ISO nos será de gran ayuda para poder enfocar mejor. Una vez hecho, ya podremos recuperar los parámetros idóneos para capturar nuestra escena. 

Revisa las Fotos

Y por supuesto, si hay algo que tenemos que hacer constantemente es revisar nuestras fotos. No te digo en todas las que hagas, pero de vez en cuando, una vez capturada tu toma, reprodúcela, haz zoom sobre la imagen y comprueba si tus estrellas salen nítidas. Si no lo haces, puede que tu enfoque haya variado y al pasar las fotos al ordenador te encuentres con una de las peores pesadillas de todo fotógrafo, y es que tus fotos salgan desenfocadas. 

Prueba el Focus Stacking

El focus stacking es la técnica que consiste en hacer una serie de fotos enfocando a diferentes planos para lograr una imagen final que queda enfocada desde el primer plano hasta el infinito.

Cuanto más cerramos el diafragma más profundidad de campo obtenemos en nuestra imagen, esto es algo básico que debemos saber todos los que agarramos una cámara profesional, pero esto de cerrar diafragma en la noche no es viable, con la técnica del focus stacking podremos abrir el diafragma todo lo que queramos, luego photoshop se encarga de unir todas las fotos para conseguir un resultado en la profundidad de campo de una foto como si la hiciéramos a F11 por ejemplo, pero con la exposición de un F2.8.   

En las historias destacadas del instagram de @artenocturno podrás ver un tutorial de cómo hacerlo con Photoshop. 

¡Y ahora así! Ya tienes y conoces los mejores consejos para lograr fotografías de la Vía Láctea con un enfoque perfecto.

Comparte este artículo:

Abrir chat
1
¡Hola! Soy Pedro, ¿tienes alguna duda? te ayudo encantado